Funjovdes, una salida a la drogadicción en Colombia

Secretaría de Integración Social interviene calles de Bogotá | Foto de: http://www.integracionsocial.gov.co

La Fundación del Joven Desprotegido (Funjovdes) ejerce una labor que busca la prevención, rehabilitación y restauración de niños y adolescentes de sustancias psicoactivas en diferentes localidades de Bogotá como Rafael Uribe Uribe y Los Mártires. Además, mediante los programas que ofrece, trabaja en la consejería de parejas adolescentes con conductas inadecuadas. Esta fundación es dirigida por Milton Zarate quien junto a su esposa Marcela Mena, médica y cirujana egresada de la Universidad de Cartagena, emprendieron esta labor desde 1992 en Cartagena y ahora trabajan en Bogotá desde el 2009.

Precisamente, Milton Zarate, cartagenero consumidor de drogas rehabilitado, es hoy el encargado de tener contacto con esta población en las dos ciudades acompañado de 72 personas aproximadamente.

¿Con qué propósito nace esta fundación en 1992?
Milton Zarate: Funjovdes nace a raíz de la necesidad existente de los niños, adolescentes y jóvenes de la calle, que se encontraban en la ciudad de Cartagena. Vi que estos niños eran blancos tanto de los microtraficantes como de las personas que consumen droga. Fue así cuando Don Rubén Gómez (empresario de Gómez y Gómez en Cartagena) me obsequió la primera casa en el barrio La Quinta y allí albergaba a estos niños. Había un sobrecosto. Las otras instituciones que están en Cartagena cobraban altas tasas a los papitos y mamitas de los cuales tenían los niños en la calle. Los que no tenían nada, esos son los que nosotros recogíamos, porque ellos necesitaban nuestros servicios; niños, adolescentes y jóvenes de otras ciudades como Bogotá, Medellín y Bucaramanga.

¿Qué tan complicado fue iniciar este proceso en Cartagena con el tema de drogadicción?
M. Z.: fue un tema complicado dado la carencia de centros de restauración y rehabilitación existentes allí en 1992. En Cartagena existe una politiquería barata, cuanto tú no estás en un grupo político no tienes posibilidades de crecer en la costa, en Cartagena, porque no perteneces a ese grupo, entonces no se te puede apoyar económicamente. Las instituciones que están allí son manejadas por politiqueros y los grupos de éstos, así que las oportunidades para otras instituciones como la Fundación de Joven Desprotegido son escasas.

¿Por qué se decide el traslado de la fundación a Bogotá luego de varios años de actividad en la costa?
M. Z.: porque tuvimos un congreso en una institución donde fuimos invitados por Gustavo Páez Merchán, ex-concejal de Bogotá, y tuvimos la oportunidad de ver la necesidad existente aquí en la ciudad de cómo los adolescentes y jóvenes están cada día incursionando en las drogas. Yo vi niñas fumándose un tabaco de marihuana, o un porro como se le llama en España. Así vi que la oportunidad era de aprovecharla, hablé con mi esposa, le dije que si me acompañaba a Bogotá nos quedamos trabajando allá, me dio el sí y acá estamos.

¿En qué momento se decide abrir la brecha hacia las mujeres embarazadas y gestación de familias ahora que las parejas se forman desde muy jóvenes?
M. Z.: eso es importante. En Bogotá hay una cifra alarmante, que han dado los medios de comunicación, una cifra altísima en cuanto al embarazo en adolescentes. Es cierto, las jóvenes se están yendo a muy temprana edad a conformar estos núcleos familiares. Entonces, nosotros también trabajamos en esta área de la familia porque si nosotros tenemos familias con valores morales, sociales, culturales y espirituales, vamos a tener un promedio de niños y jóvenes con muy buenas conductas en el futuro. En esta parte de Bogotá existen políticas de consumo responsable y una parte está predisponiendo a los jóvenes a que se consuman legalmente las sustancias psicoactivas, entonces, si nosotros trabajamos primero que todo en el núcleo familiar, asociado a todas estas problemáticas de las drogas, podemos hacer muchas cosas para que los mismos padres sean duplicadores en este proceso de la promoción y prevención.

¿Qué tipo de sustancias psicoactivas trata la fundación en su programa, sabiendo que el Estatuto de Sustancias Psicoactivas considera unas legales y otras ilegales?
M. Z.: nosotros hacemos un trabajo preventivo al consumo de la marihuana, que es la más popular en Bogotá, a la cocaína y al alcohol. En cuanto a la marihuana, a mí me da temor lo que está sucediendo en la juventud de Bogotá porque esa marihuana no es la misma que se está consumiendo en la costa, esa marihuana de aquí es muy mala, porque tiene alquitrán, tiene acetaminofén, tiene Viagra; y es allí cuando los jóvenes están teniendo ciertos problemas porque cuando están bajo los efectos de las drogas, entran en una situación sexual que no es la debida.

¿Cómo adquiere recursos la fundación si su fin no es lucrarse y el tema que trata requiere de mucha atención del Distrito y entidades públicas?
M. Z.: hay muchas personas profesionales, y somos los primeros que hacemos nuestros aportes, la doctora Marcela Mena aporta la mayor parte de su suelo para que las actividades puedan sobrevivir. Nos ha atendido la alcaldesa de la localidad Rafael Uribe Uribe, la doctora Diana Mabel (Montoya), nos ha apoyado casualmente, estamos también en conversación con el doctor Diego (Piñeros), alcalde de la localidad de Los Mártires. Pero el sostén económico de la fundación somos nosotros mismos, el 100% de lo que yo recojo de mis terapias que le hago a familias que tienen problemas de drogas, lo reinvierto en la fundación, existen otros profesionales que trabajan gratuitamente como el sociólogo Luis Puché y como la psicóloga Ángela Torres.

Sus acciones preventivas también requieren de ayuda externa, ¿de qué se tratan los convenios interinstitucionales para fortalecer su labor?
M. Z.: nosotros tenemos convenios con profesionales y trabajadoras sociales. En cuanto a la restauración y rehabilitación tenemos unas alianzas con una fundación que se llama Rompiendo Cadenas, nos da el apoyo donde pueden albergarse jóvenes gratuitamente, y cuando requieren de nosotros, apoyamos.

¿Cómo establece la fundación contacto con esta población de jóvenes y familias con problemas de drogadicción?
M. Z.: nosotros hacemos un trabajo de campo, un trabajo callejero de contactar a los jóvenes en los parques, en los parches de ellos y alrededor de los colegios. Aquí en Bogotá hay un déficit de oportunidades para que los jóvenes obtengan una buena formación en cuanto a prevención de consumo de sustancias, los rectores ponen talanqueras para que las instituciones que conocemos de esta problemática no trabajen dentro de la institución educativa. Hacemos un llamado, tienen que ser más responsables, para que a instituciones como la nuestra les permitan entrar a hacer acciones de promoción y prevención de drogas.

Precisamente, este año aumentó el consumo en la población escolar, pues según el último Estudio Nacional de Sustancias Psicoactivas 10% consume cigarrillo, 7% marihuana, 1,8% cocaína, y un 40% que usualmente ingiere alcohol, sobretodo en el grado undécimo. Entonces ¿cómo se involucran con esta población que se encuentra en su etapa académica?
M. Z.: nosotros nos involucramos para que ellos no caigan en las drogas a través de algunas instituciones educativas y de áreas técnicas, para que los jóvenes no lleven la droga. Hay un alto índice en el consumo de sustancias, siendo más prevaleciente el alcohol y la marihuana.

Existen diferentes tipos de consumidores, según un manual del Ministerio de Protección Social hay quienes experimentan, lo ven como recreación, los de consumo habitual, compulsivo, problemático y de dependencia. A todo ello, ¿en qué rango de estos se encuentran hoy las localidades intervenidas?
M. Z.: los adolescentes de la localidad de Rafael Uribe Uribe y Los Mártires, entre otras, son unos abusadores, es más, no son totalmente drogadictos o alcohólicos, porque ellos están en la etapa del uso de las sustancias y del abuso. Aquí en Bogotá, ahora que se está usando ese consumo responsable, ha aumentado más el abuso de las drogas.

¿Qué terapias culturales y recreativas ofrece la fundación para el buen aprovechamiento del tiempo libre en la población tratada de Bogotá?
M. Z.: hacemos eventos como la semana de la cultura y la prevención de la droga y el alcoholismo, en lo cultural eventos juveniles como el festival de la juventud y el estudiante contra el consumo de droga. Hacemos también eventos sociales de recreación buscando mitigar que los jóvenes no estén solos o divagando en las calles, así que hacemos campeonatos como kickbol, de beisbol y microfútbol.

¿Cómo es el proceso de formación educativa en prevención que ofrece la fundación a familias, madres comunitarias y embarazadas en su programa?
M. Z.: el proceso de educación consiste en educar y fortalecer a estos adolescentes que se encuentran en nuestros programas, ellos salen como agentes comunitarios en salud con énfasis en promoción y prevención de drogas. De igual forma, en las instituciones del sector público y privado, ejercemos actividades en salud ocupacional con énfasis en prevención de drogas.

¿Usted considera que el programa ofrecido por la fundación es eficiente y entrega resultados para la juventud?
M. Z.: sí, porque va basado en la logoterapia y la teoterapia, es diferente a los programas que solamente son terapéuticos, donde se trabaja al ser físicamente en la rehabilitación. Pero el programa de nosotros es más eficiente porque trabajamos en la rehabilitación y en la restauración, etapa donde el hombre tiene un encuentro con él mismo, un plan de restauración totalmente espiritual.

¿Qué procesos de investigación realiza la fundación que ayuden a la defensa de los derechos humanos de esta población?
M. Z.: nos ha dado buenos resultados, en cuanto a la investigación, en el campo de la promoción y prevención, y los derechos humanos, usted sabe lo que es entrar en ciertos barrios en Bogotá y tener esa perspectiva de que no puede entrar porque puede salir atracado o apuñaleado. Entonces, cuando nosotros estamos haciendo estas investigaciones en esta área, estamos apoyando a proteger el derecho a la salud mental, el derecho a la libre movilización y el derecho a la vida.

¿Qué postura tiene acerca de los Centros de Atención Móvil para Drogodependientes (Camad) que ha puesto a disposición la Alcaldía Mayor?
M. Z.: Bogotá estaba invadida de estas personas, por cualquier parte se veían personas consumidoras atracando, pidiendo comida; pero con los Camad hoy en día ellos están recibiendo una bendición de Dios como atención médica, atención psicológica, y nosotros como asociados con los Camad estamos haciendo entrega de alimentos a estas personas.

¿Usted cree que el consumo en pequeñas dosis y cada vez más reducidas puede evitar inseguridad en las calles del país?
M. Z.: esto tiene unos pros y unos contras. Sí se está reduciendo el consumo de sustancias psicoactivas por medio de estas actividades. La cuestión no es sacar a un individuo de las drogas rápidamente, porque pueden adquirir otra enfermedad sea mental o física. El proceso es lento.

¿Es beneficiosa la legalización de la marihuana como planta medicinal y de consumo reducido para la población consumidora?
M. Z.: en cuanto a la legalización de la marihuana para la mitigación de las enfermedades es importante que sí se dé ese cambio. Pero en cuanto a las personas así consumidoras de droga, esto puede ser negativo o positivo. En Colombia hemos iniciado ese consumo responsable por nuestra capital, con el doctor Gustavo Petro, que es el que ha puesto estas políticas públicas que ya estaban obsoletas en cuanto a darle al paciente un tratamiento digno. Entonces, comenzamos por Bogotá y ojalá que esto se generalice en el país.

La Funjovdes inició su labor contra el consumo de sustancias psicoactivas por una evolución digna de tratar bien al consumidor de droga, además de promover espacios estudiantiles y comunales de prevención en Bogotá. Sin embargo, su impacto de voluntariado a cargo de Milton Zarate pretende propagarse por toda la ciudad y el país con su método de rehabilitación y restauración.

Por Diego Prieto | @diegoprit

Anuncios

Un comentario en “Funjovdes, una salida a la drogadicción en Colombia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s